¿Es posible utilizar ADN animal en humanos, y qué riesgos tiene?

¿Es posible utilizar ADN animal en humanos, y qué riesgos tiene?

Los biólogos han estado mezclando el ADN animal desde la década de 1970, pero la idea de inyectar los genes de los animales en los humanos sigue siendo tabú.

Llamado transgénicos, es una práctica que podría curar enfermedades en el futuro y, finalmente, remodelar nuestra especie. Esto es lo que necesita saber al respecto.

¿Qué pasa si utilizamos ADN animal en humanos?

Estos cambios pueden alterar la línea celular germinal, pasando nuevos rasgos a la descendencia,  o pueden afectar la línea celular somática, que simplemente cambia a la persona que recibe el tratamiento.

La transgénesis puede involucrar al organismo completo o algunas células individuales.

Los animales transgénicos a veces se llaman quimeras o híbridos. Estos animales genéticamente mixtos se usan a menudo para modelar enfermedades humanas específicas, producir materiales y tejidos novedosos y fabricados para resistir enfermedades, entre muchas otras cosas.

¿Una ley criminal?

Actualmente, aunque es (sobre todo) aceptable para los investigadores manipular el ADN animal con transgenes, definitivamente no está bien introducir genes animales en la línea germinal humana.

En algunos países, como Canadá, en realidad es una ofensa criminal; su Ley de reproducción humana asistida (2007) prohíbe:

  • El uso de material reproductivo no humano en humanos
  • El uso en humanos del material reproductivo humano previamente transplantado a una forma de vida no humana
  • La creación de quimeras hechas de embriones humanos
  • La creación para fines reproductivos de híbridos humanos / no humanos

Debates éticos sobre la combinación de ADN animal y humano 

El especialista en ética, George Annas,  ha sugerido que debemos establecer un tribunal penal internacional que prohíba la ingeniería genética y los xenotrasplantes, junto con otras formas de posibles alteraciones de los seres humanos por temor a poner en peligro a la especie o la creación de una raza de esclavos.

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional ha expresado su preocupación de que los atletas puedan usar la ingeniería genética para aumentar su rendimiento en cualquier cantidad de dominios físicos.

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.