¿Cómo evitar el estrés laboral? [Guía con ejercicios para la oficina]

síntomas del estrés laboral

Una de las excusas más comunes para no realizar actividad física es la falta de tiempo debido a las jornadas cada vez más largas y agotadoras.

La falta de actividad física y el mismo ambiente de presión son los factores que pueden promover el estrés laboral, dando lugar a muchos problemas de salud.

Aunque no se pueda alcanzar el nivel recomendado, como ya se ha señalado, un poco de actividad física es mejor que nada, por eso presentamos algunos ejercicios sencillos para realizar en una oficina, donde se considera uno de los lugares donde menos actividad física se realiza.

Controlar el estrés laboral con ejercicios físicos

Fortalecer pantorrillas.

La ansiedad produce muchas veces cierta inquietud en las piernas, esto se soluciones con un sencillo ejercicio que consiste en levantar los pies sin despegar la punta del suelo y tensar las pantorrillas. Se recomienda repetir de 10 a 12 veces.

Este ejercicio es beneficioso para la circulación y el fortalecimiento de los músculos y es discreto.

Flexión de brazos y piernas.

Levanta una pierna a la vez y tensa al llegar a 90 grados. Repite con los brazos. Mejora la circulación en brazos y piernas y tornea los músculos.

Salto de la victoria

Aunque no haya sido un día tan fabuloso como para celebrar, puedes hacer este ejercicio que incluso podría mejorar tu humor.

Busca un lugar con un poco más de espacio, como una sala de juntas vacía. Flexiona las rodillas e impúlsate hacia arriba, como si estuvieras celebrando algo. De cuatro a seis repeticiones diarias pueden hacer una diferencia en tu salud y estado emocional.

Mejorar la postura

La mala postura también puede provocar dolores musculares, los cuales se pueden evitar estando pendiente de la postura.

Un ejercicio para lograr esto es empujar los hombros hacia atrás y luego hacer movimientos giratorios, lentamente y con cuidado. Repetir a lo largo del día para mantener una buena postura.

Rotación de cabeza.

Mover lentamente la cabeza en todas direcciones, alivia el dolor de cuello y el estrés.

Se puede programar en la agenda, o la misma PC de escritorio, para dar alertas regulares a lo largo del día y llevar a cabo estos ejercicios.

No hay excusa que valga para no trabajar por nuestra salud y con estos ejercicios de oficina, la falta de tiempo deja de ser la principal.

Podría interesarte: Los beneficios de la actividad física para evitar enfermedades

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.