Mitos y verdades de la actividad física: ¿Cuánto sabemos realmente?

actividad física

No existe la menor duda de los beneficios de la actividad física para las personas y la necesidad de tomar de nuestro valioso tiempo para realizarla.

Aún así, miles de personas en todo el mundo encuentran razones para no hacerlo, aún cuando estas razones no sean del todo verdaderas.

Mitos sobre actividad física

Algunas de las razones por las que las personas se rehúsa a practicar actividades deportivas, son:

1. No tengo dinero. La falta de recursos financieros es una de las razones sin validez, ya que para realizar actividad física no es necesario invertir en ropa especial, zapatos, membrecías al gimnasio ni equipo especial. 

Tan simple como hacer las compras a pie en lugar del auto, andar en bicicleta o bailar, son actividades que pueden ayudar a tener mejor salud.

2. No tengo tiempo. Nuestras rutinas diarias están llenas de obligaciones y responsabilidades, lo que nos produce estrés y una sensación permanente de urgencia. Darnos algunos minutos para nosotros podría aligerar la carga de estrés y hacernos sentir más relajados.

La Organización Mundial para la Salud recomienda al menos 30 minutos diarios, pero no es necesario que se hagan seguidos, pueden ser repartidos a lo largo del día ya que la actividad física es acumulativa.

3. Los niños ya tienen suficiente actividad física. Aunque nos pueda parecer que los niños realizan actividad física más que suficiente, esto no es así. Esta sensación la tienen muchos padres al comparar la actividad física de los niños con la propia, pero lo cierto es que los requerimientos según las edades son muy diferentes.

Mientras que los adultos necesitan 30 minutos diarios, los niños necesitan 60 minutos, los cuales no se están recibiendo debido a los cambios en los estilo de vida.

4. Las personas en edad avanzada no necesitan actividad física. Falso.

Todas las personas, indistintamente de su edad, necesitan moverse y gastar energías. Después de los 65 años, las personas tienen dificultades para realizar actividades físicas fuertes, por lo cual la recomendación es tenerla hasta donde se lo permitan sus problemas de salud.

Tanto en países en desarrollo como en los de primer mundo, la inactividad física es un problema de salud contra la cual se está luchando, ya que se presentan muchos retos, pero queda en cada personas decidir actuar para el beneficio de su salud y la de su familia.

Podría interesarte: La importancia de los test genéticos para prevenir lesiones deportivas

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.