Prácticas de prevención y detección temprana del cáncer de colon

cáncer de colon

La presencia de un tumor en la parte final del aparato digestivo, colon y recto, se conoce con el nombre de cáncer colorrectal.

Estadísticas de cáncer de colon

Este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes (después del cáncer de mama y próstata) y tiene una alta tasa de mortalidad, apenas por detrás del cáncer de pulmón.

En Argentina se reportan al menos 13.000 nuevos casos por año y 7.000 muertes, convirtiéndolo en uno de los cánceres con mayor incidencia y mortalidad en este país.

¿Se puede prevenir el cáncer de colon?

Según el grado de riesgo se recomiendan diversas estrategias para la prevención del cáncer colorrectal. Los grupos de riesgo son:

Riesgo moderado

Dentro del grupo de riesgo moderado se encuentran las personas que han tenido pólipos adenomatosos y/o tienen entre uno a tres familiares de primer grado que haya sufrido cáncer de colon; uno o más familiares de segundo grado.

Para estos casos se recomienda realizar exámenes de prevención, como la colonoscopía, 10 años antes de la edad en la que se presentó en el familiar, o como mínimo a los 40 años (Pruebas de detección precoz).

Riesgo alto

El riesgo alto está asociado a alteración de genes puntuales heredados, por lo cual los valores de riesgo pueden ser de hasta 100% en cualquier momento de la vida.

En el caso de riesgo alto por cáncer hereditario, la aparición suele ser a más temprana edad y las estrategias de prevención y tratamiento están prescritas dentro de un plan de Asesoramiento Genético de Oncología.

Hábitos y exámenes genéticos para prevenir el cáncer colorrectal

Para la población en general y el grupo de riesgo moderado, existen algunas prácticas de prevención y detección temprana las cuales incluyen:

Actividad física. La actividad física vigorosa favorece el mejor funcionamiento del colon.

Alimentación. Reducir el consumo de carnes rojas y grasas,  y aumentar la ingesta de frutas y vegetales y alimentos ricos en fibra.

Toxinas. Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

Realizarse exámenes. Una forma de descartar el cáncer de colon hereditario es a través de análisis genéticos para identificar mutaciones relacionadas. También se recomienda realizarse la colonoscopia para identificar la presencia de pólipos.

Cirugía y quimioprevención. Medidas para casos de alto riesgo por variaciones genéticas.

Podría interesarte: Nuevos estudios revelan el origen y evolución del cáncer colorrectal

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.