¿A qué llamamos farmacogenética y cuáles son sus ventajas?

farmacogenética

Una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en los pacientes son las reacciones adversas a los medicamentos. La farmacogenética busca entender el por qué de estas reacciones.

Aunque en la consulta clínica se suelen indicar ciertos medicamentos para diferentes pacientes, bajo el supuesto que si un paciente responde bien y tolera un medicamento, esto será igual para todos los pacientes que presenten la misma sintomatología.

La realidad es que debido a diferencias endógenas, tales como: herencia genética, edad, peso, etc. Y exógenas: dieta y consumo de sustancias tales como: cafeína, alcohol, tabaco, etc, los pacientes responden de manera diferente y presentan diversidad de efectos adversos a algunos fármacos.

¿Qué es la farmacogenética?

La farmacogenética es una disciplina biológica que aborda el estudio de los efectos de la variabilidad genética de una persona en su reacción a determinados fármacos.

Las diferencias genéticas de los individuos afectan la forma en que un medicamento es procesado por el organismo, ya que cada fármaco debe pasar por un proceso para alcanzar el órgano de destino: debe ser absorbido, metabolizado, degradado y excretado.

Una diferencia en alguna de esas etapas originaría una proteína distinta que, al interactuar con el fármaco, provocaría una respuesta diferente.

Hoy en día existen clínicas donde se realiza el examen farmacogenético para establecer de manera más personalizada qué fármaco, así como su dosis, serían las más adecuadas para cada individuo.

Ventajas del exámen farmacogenético

La farmacogenética podría reducir de manera sustancial las reacciones adversas a ciertos fármacos y optimizar los resultados para tratar las enfermedades.

El análisis del genotipo se lleva a cabo mediante el examen directo de la variación genética analizando el ADN. Las ventajas de este método son:

  • Determinación directa de la información genética.
  • Se puede conocer la efectividad o inefectividad del fármaco antes de administrarlo.
  • Se evaden los posibles efectos adversos en la administración de drogas.
  • Ahorro de dinero en enfermedades de tratamientos largos.
  • Se evita prescribir una terapia inadecuada que podría tener efectos adversos irreversibles.

Por tanto, conocer el diagnóstico de una enfermedad a través de un examen farmacogenético es clave para una correcta medicación al tener la posibilidad de tomar en cuenta tanto los aspectos endógenos como exógenos particulares de cada paciente.

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.