¿Qué es la quimioterapia? – Medicación utilizada y los efectos secundarios

que es la quimioterapia

Tras un diagnóstico confirmado de cáncer, la mayor parte de los pacientes recibirán quimioterapia

¿En qué consiste la quimioterapia?

La quimioterapia consiste en un tratamiento medico a partir de la aplicación de poderosos fármacos destinados a destruir las células cancerígenas y detener su crecimiento.

Hay más de 100 medicamentos diferentes utilizados en la quimioterapia, a veces solos, pero con más frecuencia en combinaciones es que han demostrado su eficacia contra tipos específicos de cáncer.

Aunque tradicionalmente se administran mediante inyección o infusión intravenosa, los medicamentos de quimioterapia están cada vez más disponibles en forma de píldoras o líquidos que los pacientes pueden tomar en sus hogares (quimioterapia oral).

Los efectos secundarios de la quimioterapia

La quimioterapia puede causar efectos secundarios porque además de matar las células cancerosas de crecimiento rápido, las drogas también pueden dañar las células que se dividen rápidamente y que forman los folículos capilares, la piel y el revestimiento del tracto digestivo.

Junto con este tratamiento, los pacientes a veces reciben anticuerpos monoclonales, un tipo relativamente nuevo de tratamiento contra el cáncer.

Hecho en el laboratorio, los anticuerpos monoclonales se unen a las proteínas en la superficie de las células cancerosas llamadas antígenos.

Esto permite que el sistema inmune del paciente reconozca y destruya el cáncer. Los ejemplos de anticuerpos monoclonales son Herceptin, para tratar ciertos cánceres de mama, y ​​Rituxan, un tratamiento para el linfoma.

Medicación para quimioterapia

En un esfuerzo por “apuntar” específicamente a las células cancerosas, un número creciente de nuevas drogas está diseñado para atacar las proteínas que funcionan mal y que hacen que las células cancerosas crezcan y se propaguen.

Dado que estas proteínas defectuosas no se encuentran en las células normales, las drogas pueden tener menos efectos secundarios tóxicos.

Uno de los medicamentos dirigidos más conocidos y más temprano es Gleevec, que es un gran avance en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica y los tumores del estroma gastrointestinal (GIST, por sus siglas en inglés).

Otras terapias dirigidas son Tarceva e Iressa, ambas usadas para tratar ciertos cánceres de pulmón.

Estos medicamentos, como Yervoy (ipilimumab) y el recientemente aprobado Keytruda (pembrolizumab) se han usado principalmente para tratar el melanoma, pero se están probando contra otras formas de cáncer.

Podría interesarte: Nuevos estudios revelan el origen y progreso del cáncer colorrectal

Dejá tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.